lunes, 22 de marzo de 2010

Reflexiones acerca de la obra de Stella Díaz Varín

stella-dias

Sola contra el mundo como escribe el poeta Enrique Lihn no es una metáfora cualquiera en el caso de Stella Díaz Varín.


Por Rosa Alcayaga.


Sola contra el mundo como escribe el poeta Enrique Lihn no es una metáfora cualquiera en el caso de Stella Díaz Varín, en su obra converge la poesía vanguardista en la línea del surrealismo y la voz de la mujer-sujeto-creadora como eje articulador de ciertos rasgos de la poesía moderna como un ser distinto que apunta a transformar el sistema.


Una sola palabra puede configurar su perfil tanto en su obra como en su vida: disidencia. Ella es una mujer-poeta disidente y su poesía puede inscribirse en el ámbito de la poesía moderna siguiendo los parámetros estudiados por el premio Nobel de Literatura, el mexicano Octavio Paz.


Tal como señala este autor, en su ensayo Cuadrivio, uno de los aspectos fundamentales del surrealismo lo constituye el carácter ético de sus proposiciones ya que apunta a emancipar el espíritu humano y afirma que la liberación del hombre debe ser total.


Esta metáfora sola contra el mundo no está más que subrayando una de las características vitales del poeta moderno cuyo mito se construye sobre su idea de la marginalidad, aislamiento y soledad, un ser distinto. Conciencia de destierro que deriva del hecho de ser un hombre o una mujer marginado del acontecer histórico alusivo a la escisión entre la vida privada y la vida pública según las relaciones instauradas por el estado moderno:

Yo me he sentido poeta durante toda mi vida, voy a seguir siendo poeta, mala o buena o lo que sea. Pero resulta que llega un momento en que tú cuestionas todo esto. Y no se me invitaba a mí a ninguna cosa. Decían ah, no, momento, la Stella Díaz Varín, no, momento, por favor. Por favor. Era como una especie de demonio, aparte del hecho de que soy mujer.


Quiero dejar expresado acá que mi opción fue estudiar su obra a partir de los cuatro libros que encontré: Razón de mi ser (1949) a través de la gentil colaboración de su hermana y sobrina que tenían un ejemplar, éste fue publicado por Morales Ramos, editor chileno, inscrito y agotado. Y, en la Biblioteca Nacional, conseguí los únicos tres libros que ahí existen: Sinfonía del hombre fósil y otros poemas (1953), publicado por Ediciones Salamandra, Santiago-Chile, inscripción del 28 de diciembre de 1953, agotado; Tiempo, medida imaginaria (1959) publicado por Ediciones del Grupo Fuego, Santiago-Chile, no aparece el número de inscripción, agotado; y Los dones previsibles (1992) publicado por Editorial Cuarto Propio, inscrito e impreso en Santiago-Chile, primera edición, agosto 1992.


En la Biblioteca Nacional también está el libro Stella Díaz Varín: Poesía (1994) editado en Cuba, pero éste es una selección de poemas de los cuatros libros anteriores de la autora. Mi tesis para optar al grado de Magíster en Literatura, tiene por nombre: STELLA DÍAZ VARÍN: sola contra el mundo.


Una poeta inscrita dentro de la vanguardia surrealista que despierta ecos neorrománticos. En síntesis leeré sólo algunas breves pinceladas acerca de su obra que suscribiré a modo de ponencia.


Lea el ensayo completo en:


http://virginia-vidal.com/publicados/ensayos/article_349.shtml



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...