jueves, 29 de marzo de 2012

La aparición de la Virgen y otros poemas políticos de Enrique Lihn. Selección y edición de Andrés Florit C. UDP ediciones



"La aparición de la Virgen y otros poemas políticos", de Enrique Lihn. Selección y edición de Andrés Florit C. UDP ediciones

miércoles, 14 de marzo de 2012

Citar la cita: hacia la caracterización de una poesía situada en Varadero de Rubén Darío de Enrique Lihn [por Víctor Quezada]




1. Por un arte revolucionario: las armas y las letras

Enrique Lihn llegó a La Habana con un creciente prestigio tras haber obtenido en 1966 el “Premio Casa de las Américas” por su obra “Poesía de paso” (La Habana: Casa de las Américas, 1966); allí vivió durante dos años (1967 y 1968) y alcanzó a redactar en su mayor parte el libro “Escrito en Cuba” (México: Ediciones Era, 1969). La influencia que la isla y su contexto político tuvieron sobre el poeta fue de gran trascendencia, llevándolo a encontrar un giro radical en su escritura pues, según las palabras del propio Lihn:

«Hago o trato de hacer ahora una poesía dirigida a un auditorio o hasta capaz de moverse en un escenario. Una poesía casi discurso, casi teatro, dispuesta a hablar de todo en todos los tonos y desde distintos ángulos. A la vez pública y privada, objetiva y subjetiva, razonable y delirante. Creo que algo de esto puede verse en Escrito en Cuba» (citado en Santiváñez 188).

martes, 13 de marzo de 2012

Recuerdos de matrimonio




 Contribución de José Dionisios





Recuerdos de matrimonio
Buscábamos un subsuelo donde vivir,
cualquier lugar que no fuera una casa de huéspedes.
......El paraíso perdido
tomaba ahora su verdadero aspecto: uno de esos pequeños departamentos
que se arriendan por un precio todavía razonable
pero a las seis de la mañana. "Ayer no más lo tomó un
matrimonio joven".
Mientras íbamos y veníamos en la oscuridad en direcciones capciosas.
El hombre es un lobo para el hombre y el lobo una dueña de casa de pensión
con los dientes cariados,
húmeda en las axilas, dudosamente viuda.
Y allí donde el periódico nos invitaba a vivir se alzaba
un abismo de tres pisos:
Un nuevo foco de corrupción conyugal.

Mientras íbamos y veníamos en la oscuridad, más
distantes el uno del otro a cada paso
ellos ya no estaban allí, estableciendo su nido sobre
una base sólida,
ganándose la simpatía del conserje, tan hosco con los
extraños como ansioso de inspirarles gratitud filial.
"No se les habrá escapado nada. Seguramente el nuevo
ascensorista recibió una propina"
"La pareja ideal". A la hora justa. En el momento
oportuno.
De ellos, los invisibles, sólo alcanzábamos a sentir su
futura presencia en el cuarto vacío:
nuestras sombras tomadas de la mano entre los primeros brotes
de sol en el parquet.
un remanso de luz blanca nupcial.

"Pueden verlo, si quieren
pero han llegado tarde"
Se nos haría tarde.
Se hacía tarde en todo.
Para siempre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...